Citas sobre la Biblia y los zurdos

Por lo que se ha podido ir viendo en el blog los zurdos no es que tengan las cosas pensadas para ellos. Pero se conoce que en la biblia tampoco está muy bien visto estar relacionado de cualquier forma con la izquierda.

Según Mateo 25:33

“Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda.”

Realmente, separar ovejas y cabras, no lo veo un problema, cada uno a lo suyo, hay que ser ordenados.

El problema de la discriminación entre las ovejas y las cabras es cuando dice Mateo 25:34

Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Que dices, ea, qué bien, qué suerte. Buena herencia. Como se entere Susana Díaz te vas a cagar. [1]

No contentos, Mateo 25:41 sigue con:

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.

Y así se queda, tan a gusto. Que digo yo, el diablo debe tener protección contra el fuego bastante mejorado. O inmunidad al fuego ya de paso.

Para rematar la faena, llega Eclesiastés con su versículo 10:2

El corazón del sabio está a su mano derecha, mas el corazón del necio a su mano izquierda.

Ojo aquí. A ver. Toda persona normal tiene el corazón a su mano izquierda. Así que aquí Eclesiastés simplemente está aprovechando la gracia del zurdismo. Pero a ver, que nadie elije dónde quiere tener el corazón. O eso, o además de “sabiduría” te han regalado Dextrocardia.

En cualquier caso. Recordemos que el hombre insensato construyó su casa sobre arena.

 

[1] https://www.libertaddigital.com/espana/2017-07-20/susana-diaz-y-teresa-rodriguez-contra-la-bonificacion-del-impuesto-de-sucesiones-1276603179/

Abzurdeces – Salseos

Este post lo he podido hacer gracias a @rafalopoudus.

Hoy hemos estado en una hamburguesería, pero como no me pagan no voy a decir cual. Pero como tampoco me pagan para no quitar la publicidad no voy a pixelar las imágenes. Así que si sois pájaros sabréis qué hamburguesería es al mirar las fotos detenidamente.

La historia de la visita a la hamburguesería continúa con que en la mesa hay puesta una minifreidora que contiene sobrecitos de salsa.

(He cogido una foto prestada de Aliexpress, y casualmente usa la mano izquierda, ¿No es magnífico?)

Hasta aquí todo normal. ¿No? Una canasta de freidora es ambidiestra, no hay vuelta de hojas . Y un sobrecito de salsa, ¿Qué maldad puede contener? Calorías muchas, de azúcar algo más, pero ¿Maldad? Uf, pues sí.

Se dice que estamos muy influenciados por una sociedad de consumo, muy americano todo (la casualidad, ahora os digo por qué), todo está adaptado a la mayoría, pero, de verdad, ¿Nadie piensa en los zurdos?

A lo que iba, que en la cesta había sobrecitos de salsas, y yo no suelo usar salsas en las hamburguesas. Quizás por eso no me dí cuenta. O quizás no use salsas porque no están hechas para mi. No lo sé. Pero aquí @rafalopoudus estuvo atento y vio algo que yo pasé por alto. Estos sobrecitos, que bien son la bandera de Rumanía o la bandera de Ecuador según te de por ordenarlos, (diversión con banderas), tienen la maldad a simple vista.

Si te fijas bien, que yo no me fijé, verás que está preparado para ser sujetado con la mano izquierda y abierto con la derecha. Todo genial y perfeco. Bravo. La marca Heinz, que es americana, de ahí la casualidad de antes piensa en los diestros. (La foto la hice yo, para haberlo abierto con la mano izquierda no está mal, ¿Eh?.)

¿Qué pasa si esas instrucciones las sigue un zurdo? Pues que es como cuando preguntas que porqué se agita el sobre de azúcar antes de abrirlo. El ketchup empieza a hacer lo normal de los átomos. Seguir su camino.

Esta frase es confusa. Viene de un profesor de física que decía: “¿Qué pasa si entra por la puerta un átomo disfrazado de torero? Sigue su camino.” No sé qué quiere decir, pero si estás leyendo esto y lo entiendes te agradecería que me lo explicaras.

Entonces, abrir el ketchup a la zurda tiene una ventaja. A la par que abres el sobrecito estás echando el ketchup en la hamburguesa. ¡Gracias!

Otra cosa que queda registrada es: los diestros nececistan instrucciones de cómo hacer las cosas. Si no se les dice por dónde se abre algo no lo pueden abrir.

Los zurdos como no tenemos sobrecitos de salsa con instrucciones para nosotros podemos abrirlo por donde nos venga en ganas. Win-win.

Abzurdeces – Los museos

El otro día, entré a un museo mientras estaba visitando una ciudad. Me ofrecieron una audioguía para poder disfrutar más de la parada y entender el arte que envuelve la ciudad. Y ya de paso también para demostrar de nuevo su “destreza” a la hora de hacer inventos.

Este aparato pasaría desapercibido habitualmente, porque cuando coges tu audiogúia, con la mano derecha, obviamente, te lo colocas sobre la oreja y todo encaja. Los diseñadores pensaron que sería muy útil hacer la parte del audífono en relieve, de forma que entre en la concha de la oreja y quede cómodo.

Sin embargo, cuando quieres coger la audioguía con la mano izquierda, tienes dos opciones. O bien levantas el mando de una manera tal que tras cinco minutos tienes los hombros destrozados.

O bien lo coges intentando ser un diestro, pero sábete de ante mano que el relieve del audífono no encaja con la concha y, o es insufriblemente incómodo, o lo tienes despegado de la oreja y acabas sin escuchar nada.

Así que, ir a un museo siendo zurdo significa acabar con el hombro destrozado, no oir nada, o tener que “adiestrarte”.

Abzurdeces – El coffee break

Hoy durante una pausa para el café esta mañana me di cuenta de un pequeño detalle que habría pasado desaparecido al ojo inexperto. Un problema que tiene el ladrón es que cree que todos son de su condición, y los diestros piensan que todos usan la mano dereha.

En esta pausa había mesita con galletas, pasteles, frutas; un surtido bien variado. Para beber había botellas de agua, zumos, batidos y hasta aquí todo era perfecto y armonioso hasta que… sí, un diestro hizo uso de su supremacía.

Servirse un café con leche para ellos era tarea sencilla, pero a los demás nos lo ponen comicado

Si te fijas bien, la única forma razonable de pulsar el botón rojo (que sirve para que caiga el líquido, leche en este caso) es si coges el asa con la mano derecha y usas el pulgar para el botón. ¡Vaya, vaya!

Y para los zurdos ni agua!? (Obviando las botellas)

Era broma, que sí que había agua, de hecho, el agua era lo que estaba adaptado para zurdos

Falta la tetera del café, pero esa directamente no tenía tapa, así que dentro de lo malo, sólo no querían que bebiéramos leche.

Es un mal menor, dicho de otro modo, no es un mal mayor. Lo normal habría sido poner e botón rojo justo en el medio encima del asa, asi está “a mano” de cualquier mano.

Aunque, siendo sincero, si hubiera llevado el movil en la mano izquierda, habría cogido el termo con la mano derecha automáticamente sin darme cuenta. Pero como era un coffee break y hay que socializar, no llevaba movil fuera, y ahora he podido hacer este post 👍🏽

Pd. Hoy además he descubierto que los museos también discriminan. Ojo. Próximamente os digo por qué…

Abzurdeces – McDonnals

Resulta que a las multinacionales les dan igual las desigualdades, ellos quieren vender al mayor grupo posible. Y sí, los diestros son mayoría.

Realmente este problema no es sólo de McDonnals, ni tampoco es patrocinador ☹️

A ver, que sí, que las hamburguesas son cilíndricas, los vasos de los refrescos son cilíndricos y cualquier cosa cilíndrica es apta para zurdos y diestros.

Pero… y el problema pa cuando?

El problema es realmente un problema de cualquier cafetería. Y la queja es para el McCafe concretamente.

Cuando te sirven un café en sus tazas, si eres diestro, disfrutas de tu bebida mientras te dicen que café + compañía es felicidad… un mensaje maravilloso pero lleno de odio.

Y es que si un zurdo coge la taza, no tiene ningún tipo de mensaje. Entonces, ni quieren que te tomes el café, ni quieren que estés en compañía y lo más duro de todo (aparte de la cuchara de acero) es que no quieren que seas feliz!