Abzurdeces I

El título de este blog y de esta categoría viene como un guante, da igual de qué mano.

Por un lado suena parecido a absurdo, y reconozco que es un tema absurdo. La palabra absurdo proviene del latín absurdus compuesta del prefijo ab- (sin) y surdus (sordo). Si nos vamos a la RAE, vemos que el tema de la “discriminación” hacia los zurdos es absurda en todas sus definiciones:

Por otro lado: Abzurdo, con ceta, sería ab- (sin) y zurdo (aquella persona que no es diestra). Entonces, cuando decir que se habla de abzurdeces, es hablar de cosas que están diseñadas especialmente para los diestros, zurdoless.

Hay que entender que la mayoría del mundo esté preparada para la gente diestra porque todo lo que no es diestro es siniestro. Es curioso también que al torero se le diga el diestro, debe ser que los zurdos somos fuertes como toros. Y no entremos ya en el tema de los idiomas. En inglés diestro es right, que algo correcto, además de también ser derecho en el ámbito legal. Y que left, que sea izquierda se use como pasado de leave, que se usa para expresar cosas como abandono, o movimiento permanente.

Si como diestro parece complicado hacer uso de los objetos del día a día, entonces prueba a usarlos con la mano izquierda.

Sólo por poner unas evidencias de cosas que tengo por casa que están adaptadas para personas diestras: los controles de la tostadora, el botón de la nespreso, los controles del horno.

Quizás sea que en la cocina no habían pensado en nosotros. Bueno, descansemos de tanto estrés viendo la tele en un sillón relax. Ah, vale, que la palanca para reclinar el sillón está accesible solo a la mano derecha.

Aunque me queje, hay que reconocer que esto tiene sus ventajas. He aprendido a que la mano derecha hace las acciones cotidianas mientras que con la mano izquierda me puedo estar bebiendo un café. Sin embargo algunos diestros tienen bastantes problemas para hacer cosas sencillas con la izquierda.

Todo es cuestión de saberle sacar partido a las circunstancias.

De qué va este blog (Abstract)

Llevo bastante tiempo dándole vueltas a cómo hacer la primera entrada al blog, y al final creo que lo mejor va a ser pasar de tanto pensamiento. Ya paso bastante tiempo del día pensando cómo hacer tal o pascual [pascuallll] así que voy a permitirme que este sea mi rincón de la improvisación con pequeñas dosis de humor.

Monté este wordpress porque siempre he querido tener un sitio donde explicar las curiosidades que voy aprendiendo en mis ratos libres. Wikipedia tiene una habilidad de retención bastante buena. Lo mismo entras buscando la definición de metabolito y acabas llegando a la página de Zumalacárregui. Este tipo de sucesos creo que definen bastante bien eso de “Caminante no hay camino, se hace el camino al caminar” Realmente no hay conexión aparente entre el metabolito y Zumalacárregui, pero con ayuda de Wikipedia te haces el camino.

Otro tipo de curiosidades que suelen llamarme la atención son las del idioma. Como por ejemplo: ¿Por qué en inglés se escribe Chemistry con Ch mientras que en español es Química con Qu? Realmente no tengo ni idea, pero me divierte pensar que es porque en italiano se dice Chimica, donde el Ch se pronuncia como K (Y al leer lo que acabo de escribir mi cerebro piensa: “anda! Pero si Carbono-Hidrógeno se pronuncia Potasio.”) Creo que el hecho de estar siempre buscando algo que aprender es sólo para poder hacer nuevos chistes.

Un uso importante que también le quiero dar al blog es que me sirva para mis momentos reivindicativos. Hoy en día el que no se ofende es el bicho raro. Parece que estás obligado a que todo te moleste y que está feo decir las cosas como realmente son porque no sean políticamente correctas. Así que aprovecharé algunos posts para que me sirvan para recoger casos de discriminación.

Para ponernos en situación entendamos primero qué es “discriminación”:

Discriminación es el acto de tratar a un individuo o a un grupo de personas de una manera ilegal o desfavorable por motivos de raza, color, sexo, nacionalidad, idioma, religión u origen social.

Eso está mal. Discriminar está feo. Pero más feo es cuando te discriminan los que están en contra de la discriminación. Casi todos los inventos están preparados por y para diestros. Desde el contacto de las llaves del coche, hasta los controles de volumen del móvil, pasando por cosas tan simples como el abrelatas. ¿¡Y los zurdos qué!?. Pues sí, los zurdos están discriminados respecto a los diestros. Y esto va más allá. ¿Has visto que en la definición de Discriminación se haga referencia a si la persona es zurda o diestra? Yo tampoco, de modo que no sólo estamos discriminados sino silenciados.

Si eres zurdo sabes de sobra de lo que hablo. Que sí, que en su mayoría son nimiedades, no son discriminaciones como los casos que se denuncian, (habitualmente, por desgracia) pero no dejan de ser pequeñas molestias que quiero compartir. Seguramente haya algún diestro que piense “Este tío es tonto”, y mi respuesta es: Seguramente. Ten en cuenta que en colegio las sillas con pala tienen la pala a la derecha, así que los zurdos no tomar apuntes y por tanto no tenemos el mismo derecho a la educación que vosotros. Ojo al chistecito: “tener el mismo DERECHO”. La commedia viene sola. Gracias a Shiva.