Abzurdeces V – Renfe

Esta entrada va dedicada especialmente a @Renfe,

Porque fuera de casa hay también otra serie de barreras que te pone la vida. Os voy a contar cómo es un trayecto en tren para un zurdo habitual.

Paso 1. Comprar billete de tren. Nótense la pantalla a la izquierda, y los controles y la zona de insertar monedas están a la derecha. Así cuando un diestro quiera insertar monedas puede seguir viendo cuánto queda por pagar. Al contrario que el zurdo, que al cruzar el brazo izquierdo para insertar las monedas tiene tapada la pantalla con su propio brazo.

Paso 2. A la hora de meter el billete de tren la cosa no es menos, o lo metes con la mano derecha o haces contorsionismo, tú eliges.

Ya que hemos entrado al recinto.

Paso 3, necesito coger el ascensor. Oh, vaya, el botón de llamar al ascensor también está a la derecha.

Paso 4. Toca abrir la puerta del tren. Normalmente soy vago y espero a que otras personas que necesitan entrar abran la puerta por mi, pero el detallito de poner el botón a la derecha no ha pasado desapercibido.

Paso Opcional. Dentro del tren me apetece entrar al WC, ¿cómo abro la puerta?, eso es, botones a la derecha. No falla.

Cuando llega el final del trayecto Renfe te da un respiro y te das cuenta que no todo está a la derecha. Lo único que hay puesto a la izquierda en el vagón de cercanías es el botón para salir.

He pillado la indirecta. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *