Dos libros, 12 meses y 180 días

El título de esta entrada tiene sustancia. Hace ya un año de que hice el primer post en el blog. Eso quiere decir que hace por lo menos dos años que pensé en hacerlo. Me llevó mucho tiempo saber qué hacer con él, cómo lo orientaría, qué sería del primer post… Y al final aquí está, primer año, vamos, que he tenido que pagar el hosting, el año gratuito se ha ido. Pero creo que todo eso merece la pena. No sé aún para qué merece la pena, pero echo el rato, y quién sabe a futuro para qué lo puedo usar. Es como decir si vale la pena hacer un post en Facebook, solo que aquí estoy en mi terreno.

Al final no estoy haciendo tantos posts como había pensado. Da pereza. Pero cada tanto apetece escribir algo.

La mitad del blog la estoy escribiendo desde más allá de los confines. Y en parte este blog es como una pequeña bitácora de esta estancia. Obviamente hay muchas cosas que no escribo aquí, pero puedes echarle un ojo a mi instagram para ver qué hago cuando no escribo. (Vulnerabilidad de cajón de madera de pino)

En este tiempo he trabajado en artículos sobre seguridad, he aprendido italiano, he viajado, he leido libros, muchas cosas… y las que quedan. Que ahora que ha sido el cambio horario y los días empiezan a ser más largos se disfruta mejor el día.

Hace poco además terminé otro libro. En realidad he terminado dos, pero uno ni lo cuento. La última entrega de John Verdon y el detective Gurney y también el de 21 lecciones para el siglo XXI.

Al primero ni le haré review. Vaya tostón de libro. Los primeros eran interesantes, pero tras 6 libros iguales ya no tiene gracia. Es de nuevo lo mismo.

Hola soy Gurney, vivo con Madeleine. Vaya, alguien tiene un problema.

-Maddie, debo ir.

– No vayas, te matarán

– Sí, ese es mi destino.. (mi misión, es pokemon!)

-Ok, ve.

Y al final resulta que el que parece bueno es malo. Baia baia, no me lo esperaba… Y el autor omite detalles para decir «el detective es listo», supo adelantarse. Más bien el narrazor no me quiso decir lo que veía el protagonista. Quizás porque el autor tira de la excusa de «el misterio» para sacarse de la manga las pistas de los casos.

En fin…del segundo sí haré review, pero en otro post, con sustancia.

Ahora le estoy dando caña al libro de «Kafka en la orilla» siguiendo el hilo de Muramaki en teoría debería de gustarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *